Con las manicas en la masa: Pastas de Samhain

En “Esto no es una cuchara” nos manchamos las manos con tintas, pegamentos y temperas. Pero, ¡eh!, también de harina, agua, miel y vino.

Hoy es la festividad de Todos los Santos, aunque algunos celebran Halloween y otros, Samhain. Para los que no sepáis sobre Samhain simplemente decir, a groso modo, que es una festividad pagana nacida en tiempos de los celtas en las que, algunas veces, se celebraban matrimonios, hacían reuniones en comunidad y rezaban a los antiguos dioses. Indica el final del año celta y el principio del nuevo. Sería el año nuevo a 31 de Diciembre para los cristianos.

Leyendo libros e investigando un poco sobre el tema, he encontrado numerosas recetas para hacer en esta fecha tan señalada para todos. “Las pastas de Samhain” es la más sencilla que he encontrado, pero la que está más cargada de buena suerte para todos, que falta nos hacen en estos tiempos de tantísimas dificultades.

Para quienes creáis en la buena suerte, como para los que deseéis simplemente elaborar la receta, os anímo rotundamente a probarlo. Dicha receta es la siguiente:

Ingredientes:

– 2 tazas y media de harina.
– Taza y media de harina de avena.
– Media taza de azúcar moreno.
– Media cucharada de sal (2’5 ml)
– Una cucharada (o un sobrecito) de levadura.
– Una cucharada de miel (15 ml.)
– Una cucharada de vino (15 ml.)
– Unas gotas de esencia de vainilla (opcional).
– Un pellizco de canela (cantidad al gusto).

Elaboración:

Mezclar los ingredientes secos y añadir posteriormente, la miel, el vino (he puesto seco)y agua suficientes para hacer la masa. Alisar con un rodillo encima de una superficie enharinada y cortar en la forma que más se desee. Colocar las pastas sobre una bandeja engrasada (yo he usado mantequilla) en el horno precalentado a 180ºC durante 15 minutos, o hasta que veáis que se han dorado ligeramente.

Y después de ésto, he aquí mi resultado:


Y mientras me las como con un cafelillo, ¡A craftear!.

Espero que os animéis a hacer la receta porque realmente salen riquísimas. En mi casa parece que gustan y mucho.

¡Feliz día a tod@s! : )

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Jugemos a las cocinitas por Dolo Pérez. Guarda el enlace permanente.

Acerca de Dolo Pérez

Dolo Pérez tiene una extraña enfermedad crónica diagnosticada, “papelerinsis” aguda. Desde bien chiquitilla se metía en las papelerías para inspirar ese olor a papel, y materiales escolares. Sus cajones dan fé de su enfermedad. El hacerse mayor no supuso dejar de ser una niña a la que le gustan los papeles, las tijeras, troqueladoras o las washi tapes. Dolo también sueña con épocas (georgiana, victoriana, la Belle Époque francesa) que sirven para sus diseños. Admiradora fiel del Steampunk, del cine antiguo, en blanco y negro o mudo, del arte surrealista, de fotografías desgastadas y descoloridas, de la Lomo, de Cartagena. Del Mundo Dolo, sale de todo.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s